Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Podcast 199: Bioacústica y paisaje sonoro

Escuche el podcast: Bioacústica y paisaje sonoro

Describí por un momento el entorno que te rodea. ¿Hace calor o frío? ¿Está iluminado o en penumbra? ¿Tiene algún olor en particular?

Quizá estés tan acostumbrado a los sonidos a tu alrededor que los pasás por alto al describir tu entorno.

Lo cierto es que existe un ambiente sonoro en el que interactúan los seres vivos. Desde la bioacústica se estudian cómo se producen, viajan y se reciben los sonidos de la naturaleza.  Con ello se estudia la comunicación animal, se le da seguimiento a las poblaciones y se identifican especies. Además, nos permite conocer cómo responden los animales a los sonidos de origen antropogénico. La bióloga Jaqueline Quirós te brinda un ejemplo:

Entonces por ejemplo, si tenemos un avión que despega a una frecuencia muy elevada, el canto del ave va a intentar sobrepasar esa frecuencia para poder hacerse oír, o por el contrario va a bajarla para hacerse escuchar en una baja frecuencia. Se han visto estas adaptaciones en lo que es la ecología urbana.

Quizá en tu casa encontrés otro ejemplo de cómo el paisaje sonoro influye en las aves. ¿Te has preguntado alguna vez por qué los loros hablan?

Bueno, en realidad no hablan. Ellos tienen la capacidad de incorporar a su canto los sonidos de su entorno. Cuando están en libertad son los sonidos de su familia o su grupo social, en cautiverio son palabras humanas. Un órgano llamado siringe les permite producir sonidos complejos aún sin tener cuerdas vocales.

Si un loro percibe que al imitar un sonido - como el nombre de su dueño-recibe atención o comida, posiblemente lo seguirá haciendo. Aunque en realidad no lo comprenda.

Tan importante es el ambiente sonoro que existen proyectos para construir bibliotecas poco convencionales. ¿Imaginás una biblioteca de sonidos?

En realidad la bioacústica en Costa Rica es un poco más cerrada, no se ha explotado tanto como se debería. Pero si hay sitios como la UNED que están tratando de armar,  junto con el Museo de Historia Natural del Museo Nacional en Costa Rica, están tratando de armar la biblioteca de sonidos de todos los animales que hay en el país. Es un proyecto bastante grande pero no se ha dado mucho a conocer.

Con las técnicas actuales de bioacústica y una biblioteca de sonidos se facilitaría la investigación científica. Por ejemplo, se podrían identificar animales ocultos o lejanos al comparar los registros de campo y de la biblioteca.

Un registro bioacústico  brinda  información acerca de la biodiversidad de una zona. Esto es útil en espacios difíciles de explorar, como hábitats acuáticos, bosques y selvas.

 ¿Te animás a grabar tu entorno y oir cuántos animales identificás?

Guión: Stefany Díaz Valerio
Edición y  publicación: Alejandra León Castellá, CIENTEC
Locución: Mariana Rivera Ramírez
Técnico de Edición: Leonardo León Saavedra
Entrevistada:  Jaqueline Quirós. Biologa Tropical

Creado:
08 de Abril del 2014