Pasar al contenido principal

Se encuentra usted aquí

Podcast 195: Eclipses y Mitos

Fases de seguimiento del eclipse ustilizando la figura del conejo mítico

Escuche el podcast: Eclipses y mitos

Imaginate una hermosa noche de Luna llena.  Conforme avanza la noche y casi inicia el otro día, la Luna empieza a cambiar. Primero se oscurece, luego cambia de tonalidad, hasta volverse roja... Horas después regresa a su usual apariencia de Luna Llena, dominando el cielo.

Parece un sueño, pero será realidad la noche del 14 al 15 de abril. Durante 3 horas y 35 minutos, podrás disfrutar de un eclipse total de Luna.

Mitos y supersticiones podrían afectar tu experiencia, provocándote miedo o alejándote de la observación directa del eclipse. Pero ninguno tiene fundamento científico, como te confirma el asesor en astronomía del planetario de la UCR. Eric Sanchéz:

Eso viene de la Antigüedad, porque en la Antigüedad, especialmente en la Europa medieval se pensaba que cuando el sol se tapaba era un símbolo nefasto. En ese entonces la gente atribuía cualidades divinas a los astros, cualidades sobrenaturales. Y por eso se decía que no, que los eclipses son mal augurio, los cometas son otro objeto que se consideraban mal augurio también, porque era una alteración del orden establecido.

También las culturas precolombinas desarrollaron varias explicaciones fantásticas para explicar los eclipses. Según una versión, cuando la Luna enfermaba se producían los eclipses y para curarla había que rezar a los dioses. Otra versión dice que el Sol peleaba contra la Luna y por eso se veía rojiza. E incluso se llegó a creer que un jaguar se comía a la Luna y para salvarla, había que realizar sacrificios humanos. Estas fueron explicaciones primitivas para un fenómeno tan espectacular, entre los dos astros más importantes en la antigüedad: El Sol y la Luna.

Para empeorar las cosas, la raíz del término “Lunar” en español es Luna.  Esto favorece la asociación de manchas en la piel con la observación del eclipse. ¡Falso de nuevo! Tristemente, estas creencias encierran a mucha gente y evitan que disfruten de estos espectáculos, poco frecuentes.

Un eclipse de Luna es completamente seguro. Puede observarse directamente y sin filtros. En este tipo de eclipse, lo que estamos observando es la Luna Llena. Ésta se mete en la sombra de la Tierra y se enrojece. Pero es la misma luz solar reflejada por la Luna, como siempre.

El eclipse lunar iniciará este 14 de abril poco antes de la media noche con su fase parcial. Sus fases visibles terminan hasta las 3:33 de la mañana del 15 de abril. Por ello, para observarlo hay que prepararse. Buscar un lugar seguro, tener abrigo y alimentos, compartirlo con familiares o amigos, es lo ideal. No se necesitan instrumentos específicos.

Que no se te olvide tomar fotos. En ellas, la Luna se verá aún más roja. Esto porque el opturador abierto captura más fotones que lo que pueden hacer tus ojos. Probalo y guardá buenos recuerdos de este Eclipse Total de Luna.

Guión: Stefany Díaz Valerio y Alejandra León Castellá
Edición y  publicación: Alejandra León Castellá, CIENTEC
Locución: Mariana Rivera Ramírez
Técnico de Edición: Leonardo León Saavedra
Entrevistado: Eric Sánchez, Planetario de San José, Universidad de Costa Rica

Creado:
30 de Marzo del 2014
Última actualización:
03 de Abril del 2014