navegador
   
List Boletincientec
[Previous by Date] [Next by Date] [Previous by Thread] [Next by Thread]
See also: [Index by Date] [Index by Author] [Index by Subject] [Index by Thread]

[boletincientec] La hora de conciliar



Boletín CIENTEC, marzo 2008   San José, Costa Rica

Consulte el archivo

 

¿La hora de conciliar?
Andrés I. Pozuelo A. La Prensa Libre,

Hacia fines del siglo XVIII, los académicos occidentales dividieron el conocimiento en tres grandes ramas: las ciencias naturales, las ciencias sociales y las humanidades.

A su vez, trazaron la línea que separa las ciencias naturales de las humanidades y de las ciencias sociales, originando una barrera epistemológica permanente.

Los efectos que todo ello ha generado -la fragmentación en los procesos de aprendizaje y la innecesaria multiplicación de disciplinas, cada una con sus propios principios, métodos y hasta sistemas de validación- están a la vista.

También está a la vista la reacción que, hoy en día, se ha producido en el campo de las ciencias naturales y que ha tomado un camino diferente -el de la unificación interna-, conciliando por ejemplo la física de partículas con la química atómica y esta con la química macromolecular, reuniendo además la genética y la biología celular en una sola unidad de estudio.

En otros andariveles académicos, como ecología y neurociencias, el camino ha sido un poco más lento, pero no hay duda de que la convergencia, o más bien conciliación, es ya un proceso imparable y que este proceso no se limita únicamente al universo de las ciencias naturales.

La pregunta clave aquí es si todo el conocimiento es de carácter intrínsecamente conciliatorio. Si así fuera, cabe otra pregunta: ¿por qué es importante la conjugación de las tres grandes ramas del conocimiento? En primer lugar, conviene advertir que la mente y la cultura, sujetos ambos de las ciencias sociales y de las humanidades, son de hecho entidades materiales o procesos dependientes del mundo material.

Segundo, que solo bajo una lupa mucho más amplia y potente -en la que podamos distinguir todos los atributos y singularidades biológicas, sociales y culturales del hombre- podremos caracterizar la naturaleza y el dominio humano con una mayor precisión. A fin de cuentas, la búsqueda del ser humano por entenderse a sí mismo y a su entorno han constituido siempre la fuerza y el secreto de las artes creativas.

En Costa Rica nunca antes fue tan necesario conciliar estas tres grandes áreas del entendimiento en el sistema educativo.

Los problemas colectivos que nos aquejan requieren de soluciones que hacen necesario el fortalecimiento del conocimiento integral. Por eso resulta urgente el rediseño de un currículum educativo que combine adecuadamente las artes, las ciencias y las letras de una manera conjunta, buscando lo que hay de arte en las ciencias y lo que hay de ciencia en las artes, bajo el común denominador de las matemáticas, idioma universal de todos los temas.
 
 

-------~~~~~~****~~--- -------~~~~~~****~~----------~~~~~~****~~--
       __
       /\_\ __     ___   __   ___        ____   ___   ___
       \/\ \\ \   /      /   /__   /| /   /    /__   /
       /\/_//_/  /___  _/_  /___  / |/   /    /___  /___
       \/_/
          Tel:(506) 233-7701 ó 258-3583, Fax:(506) 255-2182
          P.O.Box 8536-1000, San José, Costa Rica


 
Ciencia y Tecnología; cosas de todos los días