navegador
   
List Boletincientec
[Previous by Date] [Next by Date] [Previous by Thread] [Next by Thread]
See also: [Index by Date] [Index by Author] [Index by Subject] [Index by Thread]

[boletincientec] La oscuridad del cielo, Vampirismo en el cine



Boletín CIENTEC, marzo 2008   San José, Costa Rica

Consulte el archivo

Dos nuevas entradas en los blogs.

Sábado 1 de marzo de 2008
Del blog ASTRONOMIA 10° NORTE de José Alberto Villalobos

Preservemos la oscuridad del cielo
La contaminación lumínica es un tema ambiental del que quizás no ha escuchado hablar mucho.
Se trata del deterioro del ambiente nocturno que va en rápido crecimiento, y tiene seriamente alarmados a los astrónomos, tanto profesionales como aficionados.
Nos enfrentamos a la posibilidad de que dentro de una o dos generaciones, muy poca gente será capaz de tener una visión real del universo.
El brillo de las luces de las ciudades impedirá ver el cielo nocturno, de la misma manera que en una habitación iluminada usted no puede ver una proyección de diapositivas.  Lea más.
 
 
 


Domingo 2 de marzo de 2008
Del blog LA CIENCIA EN EL CINE de José Manuel García Ortega

EL VAMPIRISMO EN EL CINE
De raíz balcánica, el mito del vampiro ?del húngaro vampir- aparece en el siglo XVIII. A pesar de múltiples particularismos locales, el personaje de Drácula, surgido en 1897 con la novela de Bram Stoker, homogeneizó la diversidad vampiresca, creando un arquetipo universal. El mito tiene origen en dos creencias: la ingesta de sangre y el muerto vivo. En la primera, se suponía que beber la sangre de una persona permitía apropiarse de los atributos del muerto, cualidad hematófaga basada en una lógica elemental: puesto que las personas se debilitan o mueren al perder sangre, deben fortalecerse o resucitar al recibirla. En cuanto al mito del muerto viviente, se asentó en Europa durante las grandes epidemias de los siglos XIV al XVII, en las que las víctimas llegaban a ser enterradas antes de morir; algunos lograban escapar de sus tumbas, o bien, al abrir los ataúdes, se comprobaba que los cuerpos se habían movido; en medicina se denominaba catalepsia o muerte aparente a esta ?inquietud de los muertos?. Considérese también el robo de cadáveres de los cementerios para prácticas de anatomía, que llevaba a descubrir ataúdes inexplicablemente vacíos.  Lea más.
 
 

-------~~~~~~****~~--- -------~~~~~~****~~----------~~~~~~****~~--
       __
       /\_\ __     ___   __   ___        ____   ___   ___
       \/\ \\ \   /      /   /__   /| /   /    /__   /
       /\/_//_/  /___  _/_  /___  / |/   /    /___  /___
       \/_/
          Tel:(506) 233-7701 ó 258-3583, Fax:(506) 255-2182
          P.O.Box 8536-1000, San José, Costa Rica


 
Ciencia y Tecnología; cosas de todos los días