navegador
   
List Boletincientec
[Previous by Date] [Next by Date] [Previous by Thread] [Next by Thread]
See also: [Index by Date] [Index by Author] [Index by Subject] [Index by Thread]

[boletincientec] Mis maravillosos numeros



Boletín CIENTEC, mayo 2007   San José, Costa Rica

Consulte el archivo

En CIENTEC dedicamos el mes de abril a la Matemática, pero se nos hizo corto y el casillero siguió llenándose.
Continuamos entonces con más artículos sobre el tema. Esperamos lo disfruten.
 

Mis Maravillosos Números
Por: Andrés I Pozuelo


 
Yo no me considero una persona supersticiosa y mucho menos obsesiva, pero debo reconocer que cuando se trata de tomar decisiones difíciles, donde escoger un camino u otro se torna ridículamente tedioso y, hasta cierto punto trivial, mi supuesta capacidad analítica como empresario que soy, se reduce a un simple esfuerzo de optar entre mis números favoritos: 3,5,7,12,21,35,44...  Por ejemplo, al escribir este artículo, mi obsesión por el número 3 penetra mi cerebro como una aguja que punza mi sistema límbico, obligándome a formatearlo mediante mi propia regla de tres. Esto es, utilizando tres párrafos principales, divididos cada uno de ellos en tres oraciones compuestas, con el propósito de dejarle al lector, en la medida de lo posible, cuanto menos tres ideas claras sobre el tema que estoy tratando.
Antes de que comiencen a contar párrafos y oraciones, les aviso de que el producto final no siempre cumple esta regla, dado que - una vez que lo escribo bajo el formato de tres - me permito retocarlo al final, violando mi sagrado número. Me comporto así igual que un artista caprichoso que le pasa un brochazo aleatorio a su pintura realista para darle un toque abstracto que defina su estado de ánimo del momento. Y no necesito decir que,  al enviárselo al filólogo a la hora de su  revisión, este lo retoca en forma y contenido de una manera *camuflajeada*, con lo que evita despertar demasiado mi orgullo de autor, aunque sí le aporta al producto un toque maestro que lo torna más agradable a los ojos de los lectores.

A esta altura, la pregunta que probablemente ustedes vayan a hacerse es: ¿qué pasa cuando el tema amerita extenderse más allá de tres párrafos y tres oraciones? Bueno,  la solución es muy simple: mi preciado número 5 sale a relucir, evitándome la gran ansiedad que me crea el tener que terminar mi ensayo con cuatro mediocres párrafos. Y hasta aquí llega mi defensa, típica de alguien que carece de obsesiones, al menos cuando se trata de mis números favoritos. En lo que respecta a las raíces de semejante atracción por ciertos números específicos, esto se lo dejo a los psicólogos o quizá teólogos. Lo cierto es que me siento obligado a terminar ya esta intervención literaria; de lo contrario, me tendría que extender dos aburridos párrafos más sobre un tópico inútil y sin sorpresas que nadie, estoy seguro, me agradecerá.

ENLACES RECOMENDADOS

Magia y personalidad de los números
Manuel Murillo Tsijli
 
 

-------~~~~~~****~~--- -------~~~~~~****~~----------~~~~~~****~~--

       __
       /\_\ __     ___   __   ___        ____   ___   ___
       \/\ \\ \   /      /   /__   /| /   /    /__   /
       /\/_//_/  /___  _/_  /___  / |/   /    /___  /___
       \/_/
          Tel:(506) 233-7701 ó 258-3583, Fax:(506) 255-2182
          P.O.Box 8536-1000, San José, Costa Rica


 
Ciencia y Tecnología; cosas de todos los días