navegador
   
List Boletincientec
[Previous by Date] [Next by Date] [Previous by Thread] [Next by Thread]
See also: [Index by Date] [Index by Author] [Index by Subject] [Index by Thread]

[boletincientec] El indispensable idioma de la matematica



Boletín CIENTEC, marzo 2006      San José, Costa Rica

Consulte el archivo

El indispensable idioma de la matemática
Alejandra León Castellá, CIENTEC


Nacemos en un contexto que nos define. El idioma materno es el medio de comunicación con los más cercanos. Sonidos, pausas y tonos nos llevan inicialmente a significados, luego sigue el manejo de símbolos y de formas literarias. Paralelamente absorbemos otros lenguajes, que luego requerimos pulir para potenciar nuestras posibilidades. Más allá, sin embargo, de los conceptos tradicionales, la matemática es uno de esos idiomas, sobre los que se basa la vida humana. Es una estructura que cruza transversalmente todas las otras, multidimensiona y abastece de herramientas y estrategias para pensar y comunicar entre sí, a todas las sociedades.

¿Quién puede sobrevivir sin la matemática? Nadie. De manera intuitiva, desarrollamos destrezas en el manejo del tiempo para desempeñarnos en el día a día, para pensar en el ayer y proyectarnos al mañana. Sobre esta base se construyen los planes personales y colectivos; un campo de mucho interés para los sistemas de salud y los financieros, entre otros.

El manejo del espacio es otra habilidad innata de la humanidad. No podríamos movernos sin él, chocaríamos con objetos y, en fin, hasta nos comería el dengue - que tiene un rango limitado de desplazamiento sus criaderos, también un problema espacial. Esta habilidad se formaliza en la escuela, donde se combina con el aprendizaje de formas y dimensiones: la geometría.  De allí se nutren áreas tan discímiles como el diseño de pequeños objetos y de grandes sistemas (los planes de prevensión de desastres, de conservación del ambiente, de trazado de carreteras), así como, las artes visuales y escénicas.

Todos somos consumidores, pero, ¿sabemos hacerlo? La aritmética nos ofrece estrategias para descifrar cómo proceder ante las promociones. ¿Será mejor un 25% de descuento en la compra de un producto o el obtener una porción gratis al comprar tres? Por otro lado, ¿sabrán los vendedores sacar el porcentaje de descuento ofrecido?

En el plano mundial se clama por reforzar la medición. Se enfatiza la urgencia de experiencias concretas, retos que *afilen* a la población y la conecten con necesidades reales. Aquí la matemática contribuye a la precisión, con procesos y fórmulas útiles en en el hogar, la escuela, la industria y el deporte. Pensemos en la relación entre la llave y el cerrojo, en un microchip que encaja en la tarjeta madre, en los frijoles que se expanden durante el cocimiento, en el tamaño de letra y la consecuente dimensión del párrafo por imprimir, en la división de una pizza, en el desplazamiento de la bola de fútbol en la cancha.

La mayorías de las personas se estremece ante la sola mención de *la matemática*. Creen que es sólo para *inteligentes*. No la consideran su segunda lengua. Perdieron la fé en sus capacidades para seguir aprendiendo. Pero es posible retomarla, no sólo para pasar los exámenes, sino para dejarse maravillar por esta ciencia y usarla para describir patrones, encontrar incógnitas, interpretar estadísticas, proyectar probabilidades, jugar, negociar con otros y ampliar el proyecto de vida. ¡Anímese! De todos modos, nos llevará el resto de nuestras vidas perfeccionar los idiomas.
 

Agradezco el apoyo de la Lic. Margot Martínez de la Universidad Nacional y del Lic. Renato Cajas, de la Municipalidad de San José en la elaboración de este ensayo.


        __
       /\_\ __     ___   __   ___        ____   ___   ___
       \/\ \\ \   /      /   /__   /| /   /    /__   /
       /\/_//_/  /___  _/_  /___  / |/   /    /___  /___
       \/_/

          Tel:(506) 233-7701 ó 258-3583, Fax:(506) 255-2182
          P.O.Box 8536-1000, San José, Costa Rica


 
Ciencia y Tecnología; cosas de todos los días