navegador
   
List Boletincientec
[Previous by Date] [Next by Date] [Previous by Thread] [Next by Thread]
See also: [Index by Date] [Index by Author] [Index by Subject] [Index by Thread]

[boletincientec] Ganadores 2004, Concurso Nacional de Ensayo



      Boletín CIENTEC, noviembre, 2004                                San José, Costa Rica

Ensayos ganadores del 2004

Primer lugar

Segundo lugar

Tercer lugar 

Cuarto lugar 

Premio por Creatividad

Organizadores y patrocinadores


Kenneth, Wendy, Fabián, María Alejandra y Frank.

El 6. Concurso Nacional de Ensayo Científico tuvo una excelente acogida entre adolescentes
de todo el país y hasta se inscribieron algunos del extranjero.

Los recursos electrónicos generados de respaldo
(reglamento, derechos de autor, cómo escribir un ensayo, ensayos ganadores y las secciones temáticas)
también fueron utilizados por cientos de miles de cibernautas hispanohablantes en este año.

La recepción de los trabajos en el mes de agosto, se realizó vía electrónica.
Participaron jóvenes del sector público y privado, de Alajuela, Cartago, Puntarenas y San José.
De la totalidad recibida, pasaron 52 ensayos a la fase semifinal.
Estos fueron evaluados por un Jurado Nacional, que escogió cinco trabajos como los mejores del período.
Uno de ellos, aunque se sale del formato de "ensayo" y es más un "relato", también fue reconocido por su creatividad.

A continuación se encuentran las opiniones de estos cinco adolescentes sobre:

"Ocupaciones del futuro: entre el ocio y el trabajo"

1. Lugar
Frank Andrey Nicaragua Guzmán
Undécimo año, Colegio Monterrey
Desamparados, San José.

Premios:
Computadora personal 
Cuenta de Internet para el Hogar por 12 meses 
Afiliación anual a CIENTEC 
Libros de las Editoriales Universitarias 
Pasantía en un Centro de Investigación (UCR o ITCR) y Beca de respaldo a la pasantía otorgada por INTEL.

ENSAYO
Ocupaciones del Futuro: entre el Ocio y el trabajo

El solo hecho de mencionar el término trabajo, hace que inmediatamente convoquemos referencias circunstanciales a lugares como una oficina, un sitio de construcción o un consultorio médico, relaciones que, desde el punto de vista legal y muchas otras instancias más, quedarían rezagadas para componer una definición integral de lo que realmente es el trabajo.

Pero para no adentrarnos en una discusión lexicográfica, dejaremos a un lado la búsqueda de un concepto, que al fin y al cabo es definido por cada individuo y su propia interpretación. Por ahora es mucho más interesante tratar de llegar a la relación que nos propone el título anteriormente descrito, aunque para ello vamos a mantener vigente la definición legal de la palabra en cuestión: ?el trabajo es un derecho del individuo y una obligación con la sociedad? (Constitución Política de Costa Rica, artículo 56).

El ser humano, así como cualquier ser vivo, está en continuo gasto de energía y su posterior recuperación. Entre un proceso y otro, necesita un periodo gradual de inactividad o reducción de procesos para completarlo satisfactoriamente. A diferencia de las máquinas, el constante flujo energético no garantiza que estemos siempre en acción, puesto que el desgaste va más allá de lo físico.

Para esto es que cada ser vivo adopta su propia forma de descanso, lo que le asegurará el equilibrio vital de sí mismo. Nosotros, como la mayoría de los organismos naturales, dormimos, pero a diferencia de muchos, recurrimos a otros métodos complementarios para alivianar la pérdida de esfuerzo. El conjunto de estas actividades y el tiempo que requieren es lo que conocemos como el ocio.

Este concepto es el punto de equilibrio en el sistema de derecho y obligación por el cual se rige el trabajo. Es por esto que en el mismo documento y en otros se protegen estos momentos indispensables de las personas, bajo los regímenes de vacaciones, feriados y días de descanso.

Desde cualquier punto de estudio, es claramente deducido que no podemos mantenernos activos por siempre. Inclusive, la falta de tiempo libre llega a estresar a la gente y su capacidad es reducida a gran escala. Es por esto que su aplicación conjunta, independientemente si es adecuada o no, da como resultado el movimiento social de cada día.

La llegada de nuevos tiempos para el planeta, así como la aceleración y modernización de la vida cotidiana, está propiciando que la interacción entre el descanso y el oficio sea redefinida para adaptarse a las exigencias de las nuevas transformaciones, de las cuales algunas ya han iniciado.

Para ello, veamos algunos ejemplos. En algunas naciones de Europa es muy aplicada la disminución de las jornadas laborales para incentivar la economía. Las horas de trabajo se redujeron de ocho a seis o cinco diarias y solo por cinco días a la semana, permitiéndole al empleado usar ese tiempo extra para actividades personales y emprender algún proyecto que le genere otras entradas.

En los países asiáticos, donde la densidad poblacional alcanza índices elevados, es muy común el método de los trabajos-dormitorio. Este consiste en que en las compañías mayormente ejecutivas se construyeron unos pequeños cubículos en los cuales la persona entra a dormir y al levantarse regresa a su puesto, sin la necesidad de desplazarse a su apartamento. Aunque la iniciativa parezca algo estresante, parece dar resultado en aquellos que no encuentran diferencia con una vivienda urbana.

Por último, y un poco más globalizado, se practica la distribución del periodo laboral, lo que le permite al trabajador replantear su jornada y distribuirla como desee. Así alguien contratado por cuarenta y ocho horas semanales podría completarlas en cuatro tiempos de doce horas cada uno y tendría tres días libres a la semana en lugar de solo uno.

Con cambios sustanciales como los anteriores, sumados a las novedosas tecnologías y descubrimientos dados a la orden del día, la nueva generación de ocupaciones se asentará en un futuro cercano. Biotecnología, nuevas fuentes de energía, turismo espacial, electrónica rápida? La gran gama de ramas productivas y las novedades incipientes que modificarán los años postreros necesitarán la fuerza laboral que la sostenga, pero que conserve ese equilibrio natural de recuperación.

Y  es aquí donde radica la relación, en que todo forma parte de un proceso: presente y futuro; innovación y desarrollo; ocio y trabajo.
 
 
 
 

2. Lugar
Kenneth José Ernest Suárez
Undécimo año, Colegio Científico Costarricense de San Ramón, 
Grecia, Alajuela

Premios:
Un Canopy Tour para 5 personas en el bosque nuboso de Colinas del Poás (14 cables y 24 plataformas) 
Una cuenta de Internet para el Hogar por seis meses. 
Afiliación anual a CIENTEC .
Libros de las Editoriales Universitarias. 
Pasantía en un Centro de Investigación (UCR o ITCR) y Beca de respaldo a la pasantía otorgada por INTEL

ENSAYO
Ocupaciones del Futuro: entre el Ocio y el trabajo

Para nadie es un secreto que cada quien debe luchar por sus metas e ideales; si no lo hace, no verá fruto alguno de sus aspiraciones y quedará estancado en una perpetua mediocridad. Es por ello que declaro un estado de emergencia, ¡los Zagladines se confabulan en perjuicio de los Kóvaldaks!

La tristeza me embargó cuando supe que estos Zagladines habitan en nuestra mente, que son producto de la pereza y conformidad humana; y que poco a poco se han ido adueñando de los deseos de superación de muchos niños, jóvenes y adultos.

Asimismo, pude ver cómo los Kóvaldaks, con sus deseos de trabajar, de esforzarse, de dar hasta el último aliento en pro de sus objetivos fueron prontamente reemplazados por los promotores del ocio: los Zagladines.

Desde que era niño, firmemente defendí la existencia de estos personajes y les atribuí una especie de participación en cualquier actitud que tomara. Ahora, en este momento, reflexionando acerca de mis simples invenciones, caí en la cuenta de que no son ninguna fantasía: ¡cada uno de nosotros tiene Zagladines que vencer y Kóvaldaks que promover!

Mi tesis se resume en una simple elección: seguir a los Zagladines y el ocio, o bien, a los Kóvaldaks y el arduo trabajo por conseguir lo que nos propongamos.

Es una elección que se presenta todos los días, hasta me atrevería afirmar que constituye el motor de progreso y desarrollo en el mundo, ya que presenta la llave que puede abrir puertas de superación y nuevas oportunidades para todos; o la llave que conduce a la limitación personal, pereza e inercia en nuestras acciones.

Definitivamente, esta escogencia es aplicada a las ocupaciones del futuro; como sabemos, es algo que depende de los actos de hoy y que no perdona las malas decisiones.

Vivir en un mundo de fantasía y ocio, donde todo es fácil, sería claramente un engaño e ilusión de un lugar que nunca ha existido ni existirá, sería fomentar un camino en picada y sin ninguna aspiración de progreso.

Ciertamente, las personas que escogen esto, tienen que despertarse y es triste, ya que nada más ven las oportunidades que pasaron y que ya no volverán.

No es posible que por la vagabundería muchos jóvenes pierdan el interés por el estudio y desvíen su atención, justamente en el momento de mayor esfuerzo y lucha por un buen aprendizaje, en el momento de hacer la pauta que marcará sus vidas.

Es hora de quitar esos incómodos pensamientos de mediocridad y dar paso a la dedicación, constancia y excelencia, para que, de esta manera, venzamos a los Zagladines que quieren convertirnos en masas dormidas y perezosas.

El país urge de profesionales comprometidos, bien capacitados y sobre todo con una visión que les permita adecuar sus acciones en busca del bienestar y progreso; solamente de esta forma podríamos hacer frente a los desafíos planteados actualmente y salir victoriosos de ellos.

Hay que recalcar que no basta con tener una ocupación, ahí no deben de llegar nuestras aspiraciones; es necesario que vayamos más allá y nos propongamos ser los mejores, completamente entregados a nuestro oficio, con deseos de crear, renovar y cambiar.

Debemos explotar el potencial que el estudio, como herramienta fundamental, nos ha dado y aprovechar el ingenio personal, aunque está claro que cada persona es la que se encarga de imprimir su sello y hacer la diferencia.

Es importante que los jóvenes tengan claro que lo que está en juego no es un partido de baloncesto o fútbol del colegio, sino que ahora es cuando deben decidir si su futuro será mejor o no.

Además, deben saber que las cosas no caen del cielo, que llegará el momento en el cual serán los responsables de velar por la manutención de sus familias y que se verán en la necesidad de contar con una ocupación que les permita cumplirlo.

Es por ello que los padres tienen un papel medular, que consiste en inculcar en sus hijas e hijos un amor al trabajo a la excelencia y calidad en cualquier cosa que hagan, solamente de este modo es que se logrará que en el futuro ni siquiera haya un cuestionamiento entre el ocio y el trabajo.
 
 
 
 

3. Lugar 
Fabián Abarca Calderón
Undécimo año, Liceo San Gabriel La Salle
San Gabriel, Aserrí, San José

Premios:
Binoculares
Una cuenta de Internet para el Hogar por tres meses.
Afiliación anual a CIENTEC.
Libros de las Editoriales Universitarias.
Pasantía en un Centro de Investigación (UCR o ITCR) y
Beca de respaldo a la pasantía otorgada por INTEL

ENSAYO
Ocupaciones del Futuro: entre el Ocio y el trabajo

El ser humano hace cultura en el momento que se ocupa de sus necesidades y atiende los deseos de su mente. De ahí surge el trabajo, como la actividad más antigua y más humana, la que nos diferencia de los otros seres vivos, porque implica el uso consciente de la fuerza, la voluntad y la inteligencia.

A base de trabajo nos encontramos hoy aquí, así. El trabajador ha sido tan importante como el pensador en una sociedad. Sin embargo, la humanidad entera crece también estimulando todas las áreas de su esencia humana, ocupándose no sólo del trabajo, sino, también, del ocio, el cuerpo y el espíritu.

El futuro ofrece cambios que se avecinan y de los que ya podemos ir especulando, sobre todo a las puertas de una nueva sociedad, interesada en la diversión y las nuevas formas de trabajar.

Vivimos transformaciones en los diversos ámbitos de la sociedad humana ?políticos, laborales, culturales, tecnológicos-. De igual manera, la forma en que administramos nuestro tiempo, para asegurar un beneficio económico u otro fin, no está exenta de transformaciones, que, de hecho, las tendrá. Las ocupaciones del futuro estarán regidas por un nuevo código tecnológico y moral, porque los valores de la sociedad están cambiando y aún más rápido lo hacen la tecnología y la ciencia. No es la primera vez que estos cambios suceden, ni será la última. Ya la Revolución Industrial marcó un antes y un después en la forma de vida de las personas y trajo consigo no sólo una nueva forma de trabajar, sino, también, de pensar y de vivir.

La tecnología marcará el nuevo rumbo del quehacer humano. La invención sucesiva del teléfono, el fax,  la Internet y el correo electrónico han ido desplazando paulatinamente muchos tipos de empleos de otros tiempos, evidencia clara de los cambios que se aproximan a causa de las nuevas tecnologías.

Para mis coetáneos, es difícil no haberse relacionado con computadoras y videojuegos, aspecto fundamental si valoramos que somos los ciudadanos del futuro y que el roce con la era digital lo tenemos ya desde nuestra juventud y niñez, razón que hace intuir acertadamente que tendremos a nuestro alcance la tecnología como herramienta de trabajo y ocio en nuestras vidas.

Si utilizamos una agenda electrónica, un ordenador o un celular y disfrutamos de la multimedia al tiempo que trabajamos o estudiamos, ya estamos siendo parte de la nueva estructura tecnológica que apoya el trabajo y estimula la diversión, haciendo del trabajo, en el mejor de los casos, una aventura.

Yo me inclino a pensar que la misma individualidad que fomentan estos artefactos en la actualidad _cuando se pasan horas al frente de una computadora o un videojuego_ estará presente en la conducta laboral del futuro. Esta singularidad se deberá en gran medida a la capacidad de las máquinas de reemplazar el trabajo humano y a la virtud del ordenador de hacer toda una labor por sí solo, logrando así la eficiencia y el aprovechamiento característicos de los tiempos venideros.

Esto indica que encontraremos empresas de pocos colaboradores, incluso unipersonales, en muchos campos laborales como la agricultura, el mercadeo, la producción de bienes y los servicios, y éstas a su vez se relacionarán con muchas otras empresas, formando redes interdependientes coordinadas para llevar a cabo sus fines, gracias a las posibilidades que brinda la Internet como medio libre para el comercio y la publicidad.

Si en el futuro alternamos el trabajo con el ocio y las actividades que durante éste realizamos mucho más a menudo, es por una sencilla razón: el ocio es el negocio de otros que provocará una estimulación hacia las actividades ociosas por la misma naturaleza de éstas: el lucro. Sin embargo, esto es completamente necesario en una sociedad en donde el tiempo pierde su dimensión y la velocidad de nuestras comunicaciones también hace corto el tiempo para nosotros mismos y sucumbimos, como ya sabemos, muchas veces al estrés, olvidando el mundo que tenemos alrededor, y simplemente, los días pasan volando.

Costa Rica, de cara a lo que viene, debe asegurar los derechos que los trabajadores tienen para permitir su desarrollo en las labores del futuro y propiciar la adaptación a las nuevas formas de producir y de recrearse, siempre en pos del progreso nacional y el arraigo en los valores auténticos. Además, ya que los problemas no son ajenos a ninguna época, el futuro depende de nuestra actitud hacia el trabajo, la dignidad, y la observancia de los derechos y deberes de cada ciudadano.

Todos los seres humanos tenemos una misión que cumplir mientras vivimos. Después de nacer, iniciamos un proceso mediante el cual nos damos cuenta poco a poco de la enorme tarea que necesitamos llevar delante, en su mayoría podemos llamar a este proceso crecer; crecemos física, mental, espiritual y emocionalmente y cada día encontramos más razones para luchar por lo que amamos y por nuestros anhelos del futuro.

Nuestro crecimiento va entrelazado íntimamente con el aprendizaje, porque con solo el hecho de abrir nuestros ojos cada mañana y entregarnos a la vida, estamos aprendiendo a ser valientes y a enfrentar la lucha de todos los días. Podemos aprender de nosotros mismos, de las personas que nos rodean y de las experiencias en nuestro diario vivir. De esta manera, adquirimos sabiduría, la cual, junto con otros factores vitales para el crecimiento, van forjando nuestra integridad. Después de cierto tiempo, ya cuando hemos aprendido, crecido, y en consecuencia madurado lo suficiente para adquirir una personalidad que nos identifique como ciudadanos y seres humanos que somos, llegamos a un momento en el que después de haber acudido a la educación preescolar, escolar y secundaria, necesitamos tomar una decisión que nos haga seguir creciendo y aprendiendo, y que a la vez nos permita tomar un camino que sea adecuado y similar a nuestros intereses personales.

Pienso que para poder elegir nuestro camino de ahí en adelante, necesitamos ser personas libres, y por lo tanto es ineludible conocer el significado de este término. Libertad es poder expresar lo que sentimos de palabra, pensamiento y acto, sin aplacar la libertad de nadie más. Cuando somos libres, respetamos nuestras decisiones y las de los demás porque la libertad es algo que se vive, es una mano abierta a la aceptación de diferencias y al deber de respetarlas. Cuando  hemos llegado a entender la grandeza de la libertad y estamos decididos a triunfar en la vida, entonces en ese momento debemos  mirar hacia delante, mirar el futuro, los hijos, las glorias, las metas, los frutos de un arduo batallar que llenarán de satisfacción el porvenir.
 
 
 

4. Lugar
María Alejandra Zuñiga Rodríguez
Undécimo año, Colegio Teresiano San Enrique de Ossó
Coronado, San José.

Premios:
Una cuenta de Internet para el Hogar.
Afiliación anual a CIENTEC.
Libros de las Editoriales Universitarias.
Pasantía en un Centro de Investigación (UCR o ITCR) y
Beca de respaldo a la pasantía otorgada por INTEL

ENSAYO
Ocupaciones del Futuro: entre el Ocio y el trabajo

 

Todos los seres humanos tenemos una misión que cumplir mientras vivimos. Después de nacer, iniciamos un proceso mediante el cual nos damos cuenta poco a poco de la enorme tarea que necesitamos llevar delante, en su mayoría podemos llamar a este proceso crecer; crecemos física, mental, espiritual y emocionalmente y cada día encontramos más razones para luchar por lo que amamos y por nuestros anhelos del futuro.

Nuestro crecimiento va entrelazado íntimamente con el aprendizaje, porque con solo el hecho de abrir nuestros ojos cada mañana y entregarnos a la vida, estamos aprendiendo a ser valientes y a enfrentar la lucha de todos los días. Podemos aprender de nosotros mismos, de las personas que nos rodean y de las experiencias en nuestro diario vivir. De esta manera, adquirimos sabiduría, la cual, junto con otros factores vitales para el crecimiento, van forjando nuestra integridad. Después de cierto tiempo, ya cuando hemos aprendido, crecido, y en consecuencia madurado lo suficiente para adquirir una personalidad que nos identifique como ciudadanos y seres humanos que somos, llegamos a un momento en el que después de haber acudido a la educación preescolar, escolar y secundaria, necesitamos tomar una decisión que nos haga seguir creciendo y aprendiendo, y que a la vez nos permita tomar un camino que sea adecuado y similar a nuestros intereses personales.

Pienso que para poder elegir nuestro camino de ahí en adelante, necesitamos ser personas libres, y por lo tanto es ineludible conocer el significado de este término. Libertad es poder expresar lo que sentimos de palabra, pensamiento y acto, sin aplacar la libertad de nadie más. Cuando somos libres, respetamos nuestras decisiones y las de los demás porque la libertad es algo que se vive, es una mano abierta a la aceptación de diferencias y al deber de respetarlas. Cuando hemos llegado a entender la grandeza de la libertad y estamos decididos a triunfar en la vida, entonces en ese momento debemos mirar hacia delante, mirar el futuro, los hijos, las glorias, las metas, los frutos de un arduo batallar que llenarán de satisfacción el porvenir.

Al mirar todo esto, reconoceremos nuestros anhelados objetivos del mañana y comenzaremos a luchar y a entregar lo mejor de nosotros para ver cumplidos nuestros propósitos. Los estudios universitarios nos abren puertas hacia el progreso y de nosotros depende aceptar el reto de entrar. Para poder entrar por la puerta correcta, necesitamos conocernos a nosotros mismos, nuestros valores, gustos, habilidades, actitudes, defectos y todo lo que nos caracteriza internamente. Pero, además, debemos comprender cuáles son los medios con los que contamos para comprometernos con los estudios. Nuestra situación económica juega un papel importante, al igual que nuestra educación anterior recibida en el hogar, en la escuela, en el colegio, etc. El iniciar una carrera con base en nuestros pensamientos, es una decisión muy seria porque nos estamos comprometiendo a aprender y a la vez a compartir lo aprendido para bienestar propio y social. La responsabilidad debe jugar un papel muy importante porque nos permite desempeñar tareas fáciles o complejas de manera ordenada y provechosa. En nuestro interior debe de existir un deseo enorme de aprender, una honestidad que nos permita ser fieles a nuestros valores, una dedicación profunda en signo de compromiso estricto que refleje nuestro interés por lo que nos gusta y por aprender a ser mejores personas.

Cuando pensamos en escoger una carrera universitaria, no podemos olvidar lo importante que es tomar en cuenta el entorno social, específicamente cuando nos referimos al mercado laboral. Actualmente, para empezar una carrera se necesita saber como está su posición en lo que a trabajo se refiere porque la idea de todos es salir de la universidad y empezar a ejercer nuestro papel fundamental en la sociedad. Todas las carreras tienen sus variaciones respecto al tema ya que algunas veces son muy necesitadas en la sociedad y otras veces no, pero siempre se conoce un poco acerca de las que tienen muchas más oportunidades.

Si queremos ejercer un trabajo que nos realice verdaderamente, necesitamos sentirnos cómodos y cómodas con lo que hacemos; para esto es preciso crear una armonía entre lo que pensamos estudiar y lo que nos gusta hacer en el tiempo libre ya que de esta manera el ocio y el trabajo se nos convierten en una sola cosa. Algunas personas al empezar a estudiar en la universidad se olvidan por completo de su deporte preferido o de sus aptitudes artísticas, esto puede provocar que años después el trabajo se vuelva tedioso o aburrido porque dejaron a un lado su diversión, recreación y todo lo que les gusta. Lamentablemente, al final la persona no se siente completamente realizada y no sabe por qué. Es por eso que en vez de restarle importancia a nuestro tiempo de gozo, se debe tomar muy en cuenta a la hora de tomar la decisión estudiantil.

Parece un poco complicado esto de escoger carrera, pero una buena decisión nos puede favorecer por el resto de nuestras vidas; todo lo anterior es necesario para nuestro bienestar profesional, académico, intelectual y personal. Al saber que escogimos la carrera correcta, basados en nuestras decisiones, en los factores que nos afectan directa o indirectamente y en lo que nos gusta hacer para agrado personal, nos sentiremos orgullosos de haber seleccionado el mejor camino. Nuestro deber como seres humanos, ya mencionado anteriormente, depende de cada uno de nosotros y varía de acuerdo con nuestras aptitudes. Un mundo ideal para mí, es aquel en el cual cada persona aporte su ayuda a los demás, basado en lo que ama hacer, en ese mundo todos serán libres porque serán ellos mismos y harán sus sueños realidad luchando noche y día por ellos.

Si nos interesa vivir bien, y hacer de nuestro trabajo futuro una satisfacción diaria, necesitamos estar seguros de lo que queremos y luchar por ello; la humanidad actual requiere adolescentes fuertes y valientes que sepan pelear por lo que aman. Cada uno de nosotros tiene el poder para hacer este sueño realidad, en nuestras ideas y soluciones, encontraremos la sabiduría que nuestro país y el mundo necesitan. Siendo decididos y honestos, podremos caminar por la senda de felicidad que Dios quiere para todos.

"Declaro bajo juramento que este ensayo es original y no ha sido presentado en ningún otro concurso".
 
 
 

Premio por CREATIVIDAD
Wendy María Campos Zamora
Undécimo año, Colegio Técnico Profesional  Piedades Sur
San Ramón, Alajuela

Premios:
Una cuenta de Internet para el Hogar.
Afiliación anual a CIENTEC.
Libros de las Editoriales Universitarias.
Pasantía en un Centro de Investigación (UCR o ITCR) y
Beca de respaldo a la pasantía otorgada por INTEL

RELATO
Ocupaciones del Futuro: entre el Ocio y el trabajo

 Esta mañana era igual a todas, gris, oscura, aunque los niveles de contaminación  que indicaba la señorita periodista del Instituto para la  Supervivencia  en la Tierra eran buenos. Comencé mi rutina diaria programando la computadora central para la  limpieza de la casa, tomé mi suplemento diario de desayuno y además le di el suyo a mi invernadero, importante compañero que me brinda el oxígeno.

Frente a la pantalla del comedor, lugar que la mayoría de este país no puede presumir de tener ya que la mayoría de sobrevivientes viven en departamentos de 3 m  x 3 m, busqué un paisaje de agua, agua  bulliciosa limpia, refrescante, como la encontramos en los viejos videos de National Geografic. La escuché, la disfruté por unos cuantos minutos, me coloqué el cobertor contra rayos ultravioleta y ya mi transporte me aguardaba. Junto con mis compañeros de trabajo: científicos, tecnólogos, programadores. Todos  listos para comenzar una nueva jornada.

Otro día igual, sensores de mi microchip  me daban la bienvenida  en la reconstructora.

 _?Buen Día? , señora Ingeniera de reconstrucción global 7-3452 ¿Desea el control de la temperatura o el de iluminación?  El informe de los trabajos realizados en las últimas tres horas que usted no estuvo aquí.

Revisé los informes, sin preocupación, la cuadrilla de androides que me  seleccionaron eran de lo mejor.  ¡Este proyecto está casi terminado! , me sentía muy orgullosa de decirlo. ¡Tendremos una capa de ozono  artificial perfecta! Me  imaginé las personas viéndose a la cara, los niños corriendo felices.

 _Pero esto apenas empieza. Me interrumpió la analizadora de datos.

 _¿A qué te refieres?, le contesté.

-Si quieres que tu sueño sea una realidad, nos faltan algunos proyectos, limpiar el agua, los niveles tóxicos del aire y lograr  que los suelos puedan mantener seres vivos.

_Tienes razón, por terminado el proyecto y después de mi día en el programador de vacaciones, estaré lista para empezar los análisis en el laboratorio y junto con un equipo de  meteorólogos, microbiólogos, físicos-químicos, biólogos-genetistas, empezaremos a dar solución a estos problemas.

 _Por mi excelente trabajo fui premiada con un largo día de vacaciones.

Me senté en aquel confortable sillón, mientras la computadora me decía los diferentes destinos a escoger: la playa, el campo. Antiguas caminatas por Nueva York, paseos por San Francisco o un recorrido por las bellas montañas que existían en Costa Rica.

Me decidí por la última opción, sin pensarlo mucho; esto, debido a que la escena del agua, de esta mañana, me mantuvo motivada  mis 20 horas de trabajo.

¡Un simple pinchazo de la enfermera y listo, ya está!

¡Por fin llegué! Una sensación extraña envolvió mi alma, el olor  y el verdor de la hierba fresca, la sensación de humedad en mi piel. Caminé por varias horas, pude ver especies que ya ni recordaba; un manigordo, esa ave es un quetzal, todo me lo indicaba mi orientador electrónico y en un claro pude divisar  mi tan amada catarata, agua, pude sentirla, saborearla ¡Estaba feliz!

Recordé con nostalgia  mis primeros años, cuando mi abuelo me contaba historias de sus carreras por los verdes espacios y alimentos  que sembraban en la huerta.

 Un  suave olor llamó la atención dentro de toda mi excitación, era  como volver a  mi pasado, me sentí extraña, escuché una voz conocida,  pero no quería volver, no quería despertar. Mas ese olor a café caliente, y  mi madre llamándome con su dulce voz, logró su propósito. ¡Todo había sido un sueño, mi trabajo, mis vacaciones!

Me alegró comprobar que mi trabajo es mantener este bello planeta, no reconstruirlo; valoré a mis padres, todo lo que hay a mi alrededor, el sol, el cielo azul, el canto de los pájaros y  la alegría de los niños, que son mi esperanza para trabajar en el presente para que el futuro que he soñado no se vuelva una realidad.

¡Porque la ciencia y la tecnología nos deben llevar hacia un futuro mejor!
 
 

-------~~~~~~****~~--- -------~~~~~~****~~----------~~~~~~****~~--

JURADO
Después de un proceso de selección inicial y de acuerdo a las pautas del reglamento, este año se evaluaron 52 semifinalistas por los siguientes miembros del jurado:

Licda. Maritza Mena Campos, Universidad de Costa Rica
Lic. Mario Zaragoza Borrasé, RACSA
Ing. Francisco Vargas , CONICIT
Lic. Carlina Alfaro Aguilar, CONICIT
Lic. Bharly Quirós Navarro, MICIT
MPs. Sandra Stennette French, CONICIT
Lic. Mariela Azurdia Molina, ITCR
De allí salieron los 5 primeros lugares.  Seguidamente, los jóvenes fueron convocados a escribir otro ensayo para confirmar su capacidad y recibir los premios.
 

ORGANIZADORES

MEP ? MEd. Lidieth Saborío, Asesora Nacional de Ciencias
MEP ? MSc. Emilce Rojas, Asesora Nacional de Español
MICIT ? Ing. Leticia Durán, Coordinadora de Proyectos
UCR ? Alice Pérez, Ph. D., Vicerrectoría Investigación
ITCR ? M. Psc. Sonia Chinchilla, Vicerrectoría Vida Estudiantil
UNED ? MEd. Maricruz Corrales, Sistema Estudios de Postgrado
CONICIT ? Br. Lorena Fernández, Centro de Registro e Información Científica y Tecnológica
Fundación CIENTEC ? Sra. Alejandra León Castellá, Directora Ejecutiva


 
PATROCINADORES:

IntelBanco NacionalRacsa,   Dos Pinos,
Radio 103,   Colinas del Poás,   CONICIT   Y    MICIT.

COLABORADORES:

Asociación de Centros Educativos Privados, Club de Investigación Tecnológica y Municipalidad de San José.

Este programa es respaldado por el Fondo de Incentivos, Ley de Promoción del Desarrollo Científico y Tecnológico #7169.
 
 

-------~~~~~~****~~--- -------~~~~~~****~~----------~~~~~~****~~--

 __ http://www.cientec.or.cr

 /\_\ __     ___   __   ___        ____   ___   ___
 \/\ \\ \   /      /   /__   /| /   /    /__   /
 /\/_//_/  /___  _/_  /___  / |/   /    /___  /___
 \/_/
          Tel:(506) 233-7701 ó 258-3583, Fax:(506) 255-2182
          P.O.Box 8536-1000, San José, Costa Rica


 
Ciencia y Tecnología; cosas de todos los días