Definiciones personales

Yo no soy matemático. Si se me observa de afuera hacia adentro, como a un árbol, se podrá notar que la vida me ha agregado varias capas de distintas disciplinas e intereses. Pero en la médula...soy ingeniero. Pero no se trata de un error.

Este artículo es no es para presentar la MATEMÁTICA en sí, sino esta, como el combustible de las ingenierías y de las otras ramas técnicas, como el propelente, que impulsa el camino hacia el desarrollo, de la mano de las ciencias aplicadas.

Empecemos por mi definición de ingeniería.

Ingeniería es:

La observación de fenómenos naturales y artificiales,

para determinar EL MODELO MATEMÁTICO

y poder predecir situaciones futuras.

Este aspecto del modelo matemático, está en el centro de todo el asunto. Es, si queremos verlo así, la unión entre el pasado y el futuro. Sin él no hay futuro para la ingeniería.

 

Mis primeros contactos con la matemática superior

Fui FORMADO en una universidad europea bastante tradicional. No podía creer recién entrado, que el programa académico incluyera dos cursos anuales de análisis matemático, más un semestre de geometría descriptiva y otro de geometría analítica.

"Simple", me explicaban mis compañeros de años superiores, "toda esa matemática es sólo para seleccionarnos, en realidad no sirve casi para nada."

Con el tiempo y madurando, fui modificando mi opinión. Creo que lo que se quería es que llegáramos a AMARLA o DESISTIR.

 

La vieja y nueva agricultura

Y a treinta años de distancia... gracias a ese amor, fruto de conocimiento, convivencia, comprensión y.. mucho RESPETO, puedo decir que hasta ahora NUNCA, el aspecto matemático fue un limitante en el entendimiento de todo lo que aprendí, en la universidad o fuera de ella. Y dentro de lo que aprendí en tiempos bastante recientes está LA NUEVA AGRICULTURA.

Si digo nueva agricultura, admito que hay también una vieja agricultura. Esta es la que en sus orígenes formó la opinión generalizada de:

AGRICULTOR = IGNORANTE

TIERRA = SUCIO

COSECHA = SUERTE

Era la época donde el 50% de la población se dedicaba a actividades agrícolas y cada granja producía unos 20 distintos productos, para ser vendidos 20 kilómetros a la redonda.

A diferencia de esta, la nueva agricultura, está hecha de: PLANIFICACIÓN, INVESTIGACIÓN, MEDICIÓN, OBSERVACIÓN, ESPECIALIZACIÓN y... SUERTE

En ella trabajan hoy en día empresarios multidisciplinarios, junto a personas valiosísimas por su inteligencia, conocimiento y tenacidad. En países desarrollados sólo el 2% de la población se dedica a ella, y producen alimentos para todos.

Esta nueva agricultura nació de la necesidad de una mayor productividad, para enfrentar el reto de:

DISPONIBILIDAD DE TIERRAS LIMITADA

versus

ILIMITADAS BOCAS QUE ALIMENTAR

 

La revolución verde

Sólo cuando la investigación y las ciencias aplicadas entraron de lleno en la agricultura, se produce el "boom" de la productividad: La revolución verde:

DIEZ VECES MAS ALIMENTO POR METRO CUADRADO,

PRODUCIDAS CON DIEZ VECES MENOS HORAS PERSONA

Este aspecto del reto alimenticio es interesante ampliarlo. La humanidad había aumentado sus recursos alimenticios, colonizando primero nuevas tierras y ampliando después el área cultivable, tomándola de donde fuera. Lo más fácil fue abatir bosque y selva, pero también se le quitó tierra al mar en áreas inundadas, mediante diques y represas. Pero la tierra es una, por lo tanto el área de la misma es un recurso limitado y los nuevos conocimientos ecológicos, demostraban la necesidad de detener el proceso, antes de que la naturaleza nos cobrara la factura, esquela incluida.

Por otro lado, la población mundial crece a un ritmo exponencial (que buen foro este para usar esta palabra y no temer no ser comprendido). Actualmente por cada individuo vivo en nuestro planeta, sólo hay tres almas del otro lado. Para 2050 se estima que habrían tantos individuos vivos como muertos en todo nuestro pasado de 200.000 años.

Si todavía estamos aquí para contar el cuento, es porque en la siguiente ecuación la productividad ha crecido a un ritmo que ha mantenido el equilibrio.

TOTAL ALIMENTOS = AREA CULTIVADA x PRODUCTIVIDAD

Y a ese mismo ritmo de crecimiento hay que seguir, ya que la colonización de otros planetas se quedó para el siglo siguiente y no para este.

No se puede dejar de mencionar, que la disminución del ritmo de crecimiento de la población, es el otro factor preponderante del problema, pero esto se sale de la charla de hoy, como decía mi abuelo: "Es un enano de otro cuento." La naturaleza misma y nuestras conciencias, deberán encargarse de eso.

 

Las ciencias aplicadas en la nueva agricultura

¿Cuáles ciencias aplicadas fueron las más influyentes en el establecimiento de esta revolución, que aún hoy perdura?

Pensando en ello, la primera que salta a la mente es la BIOLOGÍA, en particular en los aspectos de la GENÉTICA. El desarrollo de nuevas variedades, más productoras y más resistentes a las enfermedades fueron la chispa del proceso. Hoy en día este proceso continúa, en el campo genético y a las puertas del campo transgenético, donde una característica deseada en algún producto agrícola, al no encontrarse en sus similares, es traslada desde otra especie, no mediante cruce genético sino mediante traslado de genes. Es así como para lograr un tomate con cáscara más dura que cualquier tomate existente, se traslada el gen responsable de la dureza de la cáscara del ...aguacate. Pareciera que el chiste aquel de cruzar el aguacate con el marañón para que la semilla quedara por fuera, ya no es tan absurdo.

La otra ciencia aplicada que ha transformado la agricultura moderna, es la TOPOGRAFÍA. Esta ciencia, tan rica de métodos y procedimientos matemáticos, se ha introducido por todos lados en la nueva agricultura. No es solo el medir los terrenos, para saber su extensión y poder calcular los rendimientos de cosecha, sino además la nivelación de los mismos terrenos, la creación de redes de canales para la distribución de las aguas y hasta la determinación de la posición geográfica de cada metro cuadrado de la finca para poder MEDIR, con ese nivel de definición, los resultados y poder tomar decisiones de mejoramiento futuro. Las nuevas tecnologías han transformado esta ciencia en los últimos años.

 

Contribuciones tecnológicas

Primero el LASER, que con su precisión y alcance, ha permitido automatizar las funciones de nivelación y construcción de canales antes mencionadas.

Más recientemente la red de satélites del SISTEMA DE POSICIONAMIENTO GLOBAL (GPS). que permite que un simple dispositivo electrónico, de hasta menos de $100, me diga donde estoy colocado, en cada momento. Además, hasta la semana pasada, el nivel de precisión era de +/- 50 metros, mientras que hoy, por una decisión del gobierno americano que mantiene la red en cuestión, esta precisión aumentó a +/-1 metro, al eliminar un error introducido en el sistema, a propósito, para evitar su uso para fines militares.

Hoy en día una cosechadora, además de una cosechadora, es un dispositivo de medición altamente eficiente. Por su GPS montado en la cabina, sabe exactamente DONDE ESTÁ. Gracias a los flujómetros en su depósito sabe CUANTO COSECHA a cada instante.

Gráfico de productividad

 

Por lo tanto, su computadora (por supuesto tiene un computadora a bordo) producirá mapas detallados, con código de colores, de la productividad de cada metro, de toda el área cultivada, lo cual permite analizar eventuales "parchones" de bajo rendimiento o de excelente cosecha y poder mejorar los procedimientos futuros.

Complejo de torre láser, batería y celda solar para operación prolongada

 

Hoy en día una niveladora, además de una niveladora, es un dispositivo altamente sofisticado.

En algún lugar , a la orilla del campo, un faro láser giratorio, traza en el espacio un plano invisible, con la inclinación deseada para el drenaje del terreno. En la niveladora, múltiples sensores detectan la intersección de su antena con ese plano y envían estos datos a la computadora (otra vez) para que esta, mediante servomecanismos, actúe sobre la cuchilla de corte y relleno del terreno. Debido a la automatización, el operador podrá dedicarse a "pasear" por el campo escuchando su música preferida, en un modo aleatorio, hasta que una señal le indique que la labor ha terminado y que el terreno ha quedado plano y con la inclinación deseada, en la orientación requerida.

Niveladora con adaptador laser. Observar la antena que detecta el faro.

 

Actualmente un avión fumigador es también un centro de mando, gracias de nuevo al sistema GPS. En la pantalla de la computadora el piloto ve el mapa del terreno sobre el cual está volando, identifica las áreas cubiertas con su producto, proyecta cuál es la trayectoria de su próxima pasada y cuantifica el producto entregado por hectárea, mediante un cálculo que toma en cuenta mediciones precisas: La cantidad de producto, la velocidad de vuelo y el área de cobertura.

Computadora con GPS de Avión fumigador.

 

Avión fumigador

 

Integración de conocimientos

Quiero también hablar de la ESTADÍSTICA, que el agricultor moderno, en su necesidad de medirlo todo, de registrarlo todo, de calcularlo todo, emplea cada vez más, para darle sentido práctico a todos esos datos.

Se deben dar "Menciones Honoríficas" también a las siguientes áreas:

En fin la AGRONOMÍA y la INGENIERÍA AGRÍCOLA, por su capacidad de haberlo integrado y aprovechado todo.

 

¿Qué nos depara el futuro próximo y lejano?

Se puede afirmar fácilmente, que algunas tecnologías ya disponibles, se difundirán a gran parte de los usuarios agrícolas.

Los SENSORES REMOTOS, sensores especializados, que instalados en satélites orbitales, analizan del planeta tierra, el espectro visible, el infrarrojo, el ultravioleta y las microondas, enviarán imágenes cada vez más detalladas de los cultivos, permitiendo leer en forma inmediata, varios factores tan diversos como: temperatura, viento, irradiación solar reflejada, niveles de fertilización, humedad, enfermedades del cultivo y cosecha aprovechable.

Los SATÉ LITES METEREOLÓGICOS, combinados a programas computacionales de previsión del tiempo, brindarán información cada vez más acertada, de áreas tan específicas, como una finca mediana, reduciendo ,al menos en una pequeña medida, el famoso factor SUERTE, del cuál hablábamos anteriormente.

Los CULTIVOS con "resistencia selectiva" de herbicidas, hoy de uso corriente en la siembras de soya y de maíz, se extenderán a muchos cultivos más.

Estas variedades, están preprogramadas para resistir una específica fórmula de herbicida. La aplicación del herbicida mismo, será entonces hecha sobre el cultivo ya germinado, erradicando selectivamente sólo malas hierbas y variedades no deseadas, con incremento del producto puro y consecuentemente de su calidad y rendimiento.

Los FARMACOALIMENTOS, creados por la misma ingeniería genética, traerán incluidos dosis de productos naturales con efectos medicinales para la PREVENCIÓN y CURA de enfermedades como la hipertensión arterial, el colesterol, las caries, la úlcera, el estrés y tal vez (ironía para un alimento), la obesidad.

Las técnicas de cultivo en AMBIENTES CONTROLADOS (otra vez un esfuerzo por reducir el factor suerte) producirán altísimos rendimientos, en edificios de varios pisos, con luz natural y artificial y sin ... tierra, llevándose consigo otro de los mitos de la vieja agricultura.

 

Un nuevo paradigma

Quiero concluir esperando haber roto para muchos de Ustedes, el paradigma de la vieja agricultura, para redefinirlo como:

AGRICULTOR = GENIO MULTIFACÉTICO

TIERRA = NUESTRO HOGAR

COSECHA = CADA VEZ MENOS ...SUERTE

 


Este artículo es una versión editada de la presentación que don Mario Rímolo hiciera en el II Festival de Matemática, realizado en el CIDE, Universidad Nacional en abril del 2000.

Este festival fue organizado por CIENTEC en conjunto con el Instituto Tecnológico de Costa Rica, el Ministerio de Educación Pública, Ministerio de Ciencia y Tecnología, Universidad Nacional, Universidad de Costa Rica y Universidad Estatal a Distancia.

¿Qué fue el II festival?

© Fundación CIENTEC
Fundación para el Centro Nacional de la Ciencia y la Tecnología
Municipalidad de San José, 3er piso
Apdo. postal 8536-1000, San José, Costa Rica
Tel: (506) 233 7701, Fax: (506) 255 2182
correo-e: cientec@cientec.or.cr